top of page

Un inconveniente de pelos



La esclerosis es una enfermedad tan impredecible como la vida misma, hace unos meses viví un momento catártico que inicialmente abrió grietas en mi corazón.


El pelo de un momento a otro y sin piedad empezó a caerse, fui presa del miedo y víctima de la vanidad, hice sesiones a solas conmigo intentado equilibrar la lógica, la razón y el corazón. Era solo eso, Pelo, pero me dolía y sentía mis emociones contaminadas.


Empezaron los exámenes y las hipótesis de la causa de mi alopecia, durante la espera de los resultados le bajé el volumen a mis miedos y cerré las puertas de la duda pues en un pequeño rincón de mi corazón sabía que la causante de la caída no era una nueva enfermedad, era consecuencia del tratamiento que inicié hace dos años para mi EM. Y así fue.


Sin embargo, la causa no cesó las consecuencias, cada día mi cabeza tenía menos pelo, recriminé mi dolor, sentía una aguda contradicción en mi interior, las pruebas eran parte constante de mi vida y tenía experiencia vivencial de sobra, no tener pelo no podía arrebatarme la tranquilidad.


Con esfuerzo remodelé la situación; el llanto, la reflexión y por supuesto, la oración, me devolvieron la entereza, imaginé mi peor escenario, me visualicé totalmente calva, me miré al espejo y me vi entre la bruma del miedo igual, era la misma con o sin pelo, mis cicatrices seguían contando historias y en la adversidad encontraba mi fortaleza.


Con el alma en pie recordé que la vida es hermosa con sus calmas pero también con sus tempestades, así que cambié la narrativa triste del momento, incliné mis rodillas, miré al cielo y desde allí, que todo se ve más grande, encontré mi paz. Justo en ese momento mi doctor, quien más que mi médico, es otro de mis ángeles terrenales, se le coló una posible solución por la puerta del quizás, no teníamos garantías, pero sí esperanzas. Me hospitalicé e inicié el tratamiento y hoy mi pelo dejó de caerse.


Esta fue una nueva batalla en la que me reinventé, en la que confirmé que todos los desiertos tienen sus oasis, que las sonrisas después del sufrimiento brillan y duran más.


1182 visualizaciones4 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page