top of page

Una intrusa en nuestro matrimonio



El 8 de diciembre del 2012 nos casamos, hicimos los correspondientes votos, entre ellos, “estar juntos en la salud y la enfermedad” y como una prueba de la vida a tan solo 6 meses de nuestro matrimonio una intrusa ruidosa irrumpió en nuestras vidas, teníamos amor, pero a mí la salud se me escapaba. Empezamos un largo viacrucis, citas médicas, exámenes, angustia, miedo y dolores, así trascurrían los días, la narrativa de nuestra vida cambió, nos encontrábamos escribiendo una historia que nunca imaginamos vivir. Caminábamos por laberintos desconocidos sin encontrar la salida.


Tú, mi Amor, tomaste mi mano desde el primer día hasta hoy, estuviste en cada tristeza, en cada agonía, en mis ruidos y silencios, en mi cielo y mi infierno, apagaste el incendio de mi alma. Silenciaste tus oídos a mis suplicas de libertad, te pedí entre lágrimas que te marcharas, mi barco se hundía y no te quería en él.


Había subestimado tu amor, te quedaste junto a mí, libramos la batalla juntos, no era mi mundo el que se derrumbaba, era el nuestro, ese que estaba severamente fracturado y lleno de matices grises por culpa de aquella extraña invasora de mi cuerpo.

Hoy, reviso mis recuerdos sin limpiarlos ni editarlos, esos que dejé en un oscuro laberinto llamado memoria, no los quemé ni los borré por duros que fueran y en cada uno de ellos estás tú, me sostuviste cuando la vida se empeñó en tumbarme, me apoyaste y amaste sin medida, me hiciste brillar en los días más oscuros, me hiciste múltiples transfusiones de amor, me disté fuerza cuando la mía se agotaba.


El 19 de marzo de 2015 después de una resonancia de más de 4 horas supimos el nombre y el apellido de la causante de tanta adversidad. Cuando me lo dijeron un torrente interno detuvo durante un micro segundo mi corazón, después te vi, estabas junto a mí, sosteniendo mi alma como en los años anteriores, reescribiendo el momento y haciéndolo feliz. Con una enorme sonrisa y los ojos inundados de amor, me abrazaste y susurraste en mi oído “Lo logramos mi amor, sabemos su nombre”.


A pocos meses de estar casados te mostré mi fragilidad y vulnerabilidad, esa que hasta ese momento ni yo conocía, y yo, conocí tu inmensa ternura y amor incondicional. Juntos conocimos el miedo y la tristeza profunda, pero también la felicidad absoluta.


Hoy después de casi seis años de estar diagnosticada y vivir algunas hospitalizaciones y recaídas del alma como consecuencia de los caprichos de la enfermedad, sigues cuidando mis días y mis noches, mis sueños y mis heridas. Sigues siendo mi fuente de amor inagotable.


Te amo por siempre.



2261 visualizaciones7 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

7 Comments


Mundo Selvático te admiro mucho, me encantan tus diseños y nos enseñas a todos que con perseverancia, esfuerzo y amor podemos lograr todo lo que tengamos en mente! Eres maravillosa, Bendiciones Silvana 🌟🔆🌷🙏🏼

Like
Silvana González
Silvana González
Oct 30, 2023
Replying to

Tan linda ! muchas gracias por tus palabras ! 😍

Like

Te admiro Silvana,eres una persona guerrera y valiente. Dios te siga bendiciendo.

Like

Conocí a mi esposa hace 4 años, ya presentaba síntomas pero no sabia de que se trataba. Ella me aceptó con todo y síntomas así que nos casamos a los 8 meses de conocernos, mi vida para ese entonces (2017) era funcional y yo esperaba que todas las cosas mejoraran en función del tiempo. Pero no fue así, mi salud se deterioró. Y tuve que dejar de trabajar. Finalmente en diciembre de 2018 me hicieron una resonancia con medio de contraste y el diagnóstico fue esclerosis múltiple. Tengo muchas placas en mi cerebro y nervio óptico, y estoy perdiendo audición en mi oído izquierdo.

La tristeza me ha invadido muchas veces y también siento que Sonia pierde oportunidades de vida…


Like

lidia verde
lidia verde
Jul 11, 2020

Quisiera, como nos pasa a todos, que la verdad no fuese ran cruel. Yo llegué al desamor, el maltrato. Decidí separarme porque era una enfermedad arriba de otra. Pero Silvana, podés tomar nuestros casos para valorar al hombre que te acompaña. Dejate amar! Que hubieras hecho vos en su lugar?

La decepción llega con esa falta de lealtad, que yo mantuve en los malos tiempos. Muchas veces pienso que si no me hubiese enfermado nunca hubiese conocido la verdad. Honestamente, no se si gané algo.

Es una soledad que duele. Por eso y porque se que hay gente que sabe amar, te pido Silvana que no abandones la mejor lucha de tu vida: el AMOR!...

Lo mismo para todos los…


Like

Silvana eres una persona MARAVILLOSA digna de admirar. Hermoso tú marrimonio

Like
bottom of page