top of page

Tratamientos, esperanzas para el alma y el corazón

Mi alma y mi cuerpo estaban en cuidado crítico cuando me diagnosticaron Esclerosis, habían transcurrido dos años entre médicos, exámenes, urgencias y búsquedas diarias en google tratando de encontrar una respuesta que solo llegó el 19 de marzo del 2015.


03 de mayo de 2017, Hospital Internacional de Colombia, Bucaramanga, Colombia


Cuando me dieron el nombre de aquella intrusa cruel y despiadada que había llegado a mi cuerpo sin pedir permiso, sentí que esto sería una guerra pero que yo merecía ganarla, así que empecé mi primer tratamiento, FINGOLIMOD, una pastilla diaria en mi caso sin ningún efecto secundario, y sí muchos beneficios, sentía que había pasado del infierno al cielo, mis piernas se sentían mucho mejor, mis días dejaron de transcurrir entre lágrimas que muchas veces no avisaban su intervención y simplemente llegaban.


Fue un año y medio mágico, caminaba por las calles y por la vida sin pesos, sin embargo, desde que me dijeron que tenía EM, guardé en un lugar inhóspito de mi alma mucho miedo, y cuando este salió a la luz de mi conciencia se convirtió en una extraña fobia, mis piernas volvieron a sentirse tensas, y ajenas a mí y justo en ese momento recibí el golpe más duro de mi vida, ese que realmente me partió el alma, la muerte de mi papá, la tristeza activó la enfermedad, y a los pocos meses vino una recaída. Hospitalización, resonancias, agujas, corticoides y demás, nada realmente tan malo como suena. Era una nueva caída que me hacía mirar al cielo y en su grandeza encontrar esa fuerza especial que siempre le ha dado sentido a todo.


Este video fue realizado el 03 de mayo de 2017, ya bajo los efectos de los corticoides, en el Hospital Internacional de Colombia, Bucaramanga.


A los días oscuros con seguridad les llega también claridad y así fue, a mi vida llegó un nuevo tratamiento, ALENTUZUMAB, una droga inyectable, que fue para mí una infusión intravenosa de fuerza, esperanzas, sueños e ilusiones, la enfermedad paró su actividad, estoy en remisión hace un año y en pocos meses volveré a la clínica al segundo ciclo del tratamiento.


1937 visualizaciones1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page