top of page

El Reto de Viajar con Esclerosis

Actualizado: 3 may 2019


San Andrés Isla, Colombia - Abril de 2015 (Un mes después del diagnóstico)

Viajar es uno de esos placeres que llenan el corazón de emoción y permiten a la memoria ir coleccionando recuerdos, esos que van alimentando también la vida. Antes del diagnóstico, cuando los síntomas poco a poco iban saliendo del anonimato, el placer se convirtió en martirio. Los aeropuertos, sus largos recorridos, el frenético devenir de las personas, las horas de vuelo, hacían que la llegada a mi destino estuviera llena de preocupación y frustración. La enfermedad estaba trastocando mi mundo de manera sustancial y aunque yo lo sentía desconocía su causa.


Cuando iba a la playa, el calor y el sol intenso me robaban despiadadamente la energía y hasta la risa, y aunque me esforzaba en disfrazar esos extraños indicios de que algo andaba mal en mí cuerpo en ocasiones no lo lograba, fue así como en ese momento los paradisiacos destinos de mar, playa y palmeras fueron tachados de mi lista de gustos, ahora debía buscar lugares con cielos llenos de nubarrones.


En este punto de profundo desconsuelo y dolor llegó el diagnostico, pasé dos semanas hospitalizada, que entre visitas y la dicha de saber por fin lo que tenía no se sintieron. Cuando salí era una obra de arte abstracta producto de los corticoides, y los morados de las tantas canalizaciones, pero a pesar de eso salí a comerme el mundo, decidí darle las riendas de mi vida a mi corazón, así que volví a darle otra oportunidad a la playa, fue un viaje mágico, emocionante y muy feliz, Intenté seguir al pie de la letra las recomendaciones de mi médico y logré disfrutar de cada nuevo atardecer junto al mar.



En este proceso de reconstrucción y adaptación a la vida decidí tamizar todo de esperanza, de posibilidad, de querer hacerlo y poder lograrlo. No renuncié a viajar, aprendí como se hace, ya no importa si es frió o calor, si son cortos o largos los trayectos, si son muchos a pocos los días. Querer es una sensación entrañable, superior, en mi caso, a muchas otras que venimos a experimentar en esta vida.



2322 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page